< Fragmentos de prensa

Aromatización de ambientes

La fitoinhalación como experiencia olfativa

Autor: Frank Fuchs
Sanar con humo, fragancias y respiración.

Los vapores de hierbas y maderas aromáticas son importantes en muchos ritos chamánicos y tratamientos médicos orientales. En la aromaterapia ayurvédica y en las medicinas naturales tradicionales de Tíbet, Japón y China, las plantas medicinales se queman con carbón o se encienden en varillas de incienso o velas aromáticas. Las habitaciones se saturan con humos aromáticos, a veces más de lo que se puede tolerar. Muchas de las plantas medicinales o hierbas aromáticas se consideran sagradas y se las asocia con ciertas deidades. Los aborígenes norteamericanos, así como las tribus de la tundra de Siberia, al día de hoy usan plantas especiales en ceremonias con baños de vapor por motivos espirituales o medicinales.

Las primeras prácticas comunes de inhalación de hierbas quemadas se atribuyen a los Hititas hace más de 5000 años. Hay documentos griegos sobre los Escitas, que habitaron la región que actualmente ocupa Ucrania, que indican que se hacían ceremonias en tiendas de sudoración donde se quemaban plantas, principalmente cáñamo y sus semillas.

La iglesia católica ha usado incienso por siglos, y todavía lo usa en rituales. Las reacciones de los asistentes al culto católico van de los problemas para soportar el aire saturado de incienso a una sensación de euforia bastante satisfactoria.

Islas de fragancia al aire libre

La idea fue propuesta por Georg Winter. La ciudad de Singen, Alemania, patrocinó un proyecto artístico durante una exposición de jardinería de un año de duración. La contribución de Winter, ingeniosa pero simple y sin pretensiones, mostraba un potencial que resultaba atractivo para research&experience. En ese momento, Georg era profesor de arte en la Universidad de Zúrich, Suiza. Llamó a su proyecto “Laboratorio de organización de imágenes emergentes” (bioAGIT). Este laboratorio se planificó como un contenedor de diseño especializado que se montaría en la zona comercial peatonal de Singen. Georg: “El laboratorio BioAGIT generará fenómenos masivos de visualización y recepción. Durante este período, Singen se elevará a un nivel superior mediante una postura artística. La conexión con el fenómeno masivo es encantadora y una sobredosis puede producir alucinaciones visuales”.

¿Cuál era la intención de este profesor? En términos simples, dentro del laboratorio BioAGIT debía haber salas de cultivo, floración y secado donde las plantas de cáñamo y eufrasia se cultivarían, florecerían y se "solidificarían" (es decir, se secarían y prensarían). Dichas plantas se vaporizarían tras la "solidificación". Para esto, research&experience debía desarrollar un dispositivo que resultara apropiado; este dispositivo se llamó "AroMat". El AroMat puede vaporizar unos 500 gramos de sustancias herbales en una hora. En Singen, se lo calibró para que consumiera unos 50 gramos de plantas por día, con los que se aromatizaría la zona peatonal. Georg Winter: “La planta Cannabis indica (cáñamo) no suele encontrarse en exhibiciones de jardinería; puede producir un efecto en la percepción de los visitantes, debido a las sustancias específicas que contiene. Es decisivo que, mediante la concepción estructurada, el receptor desarrolle por su cuenta cualquier impresión. La interpretación subjetiva de la realidad transfiere el efecto a la ficción”. Con esta base y gracias a los esfuerzos diligentes por convencer a las autoridades, finalmente recibió el permiso para cultivar y solidificar el cáñamo. La agencia alemana que concede estos permisos es la Agencia Federal del Opio (no hay una agencia para el cáñamo). La idea de Georg no era informar a la prensa especializada en cannabis, sino solamente a algunos periódicos alemanes de distribución nacional. Esta decisión fue muy sabia. No sabemos cuántos entusiastas del cannabis habrían hecho un peregrinaje para hacerse de algunas plantas. Por eso, este experimento de laboratorio se hizo discretamente. Las distintas variedades de cáñamo y eufrasia pudieron florecer en paz y abundancia.

El contenedor construido con madera permaneció en perfecto estado, sin ventanas rotas ni grafitis (agradecemos el respeto demostrado). Las experiencias diarias en el laboratorio BioAGIT fueron todas agradables. Según la dirección y la fuerza del viento, el vapor aromático se podía sentir a 50 metros a la redonda o más. Conocí a dos señores muy amables que pasaban con sus nietos y se detuvieron para que ellos sintieran la fragancia inconfundible. Me explicaron que eran agricultores que habían cultivado fibra de cáñamo en sus campos por generaciones, hasta que el gobierno alemán emitió nuevas regulaciones en los años sesenta. Estos abuelos elogiaron mucho al cáñamo por lo fácil que era de cultivar en los suelos más áridos con mucho éxito y con grandes ganancias. Todas estas cosechas se destinaban a la fabricación de sogas. Los alumnos de una escuela secundaria cercana pasaban constantemente a inhalar el vapor, pero se dieron cuenta rápidamente (quizá eran expertos en el tema) de que los vapores del AroMat no producían ningún efecto psicoactivo. El flujo de aire caliente se calibró en un nivel en el que sólo se emitían los aromas al aire libre, pero no el THC, la sustancia activa.

Los efectos de mejoramiento del ánimo del aroma a cáñamo sin principios psicoactivos se volvieron bastante obvios desde que hicimos la experiencia de BioAGIT. Muchas personas fueron más allá de las sonrisas producidas por el rico aroma y leyeron los letreros con información sobre BioAGIT. Muchos de ellos se molestaron al leer que habían plantado y vaporizado marihuana. Pero las placas informativas de Georg Winter y el dulce aroma hicieron que la mayoría se fuera con una sonrisa en el rostro. Una mujer que al principio estaba muy molesta por lo que denominó una "plantación ilegal", finalmente nos dijo que "esas plantas huelen mejor que las flores de mi balcón" y se fue sonriendo.

Georg Winter continúa con su proyecto convincente; como si fuera un mundo paralelo, aromatizó un congreso de la agencia federal de medicina laboral con el equipo de research&experience. Además, dicta ponencias sobre BioAGIT en varias universidades. El laboratorio BioAGIT fue adquirido por un coleccionista de arte italiano.

El arte existe para sorprender a los sentidos: vaporización en grupo

El primer AroMat terminó siendo el primero de muchos. research&experience alquila los AroMat para eventos, discotecas y exposiciones artísticas. Para vaporizar, no sólo se usan esencias de cáñamo (sin THC, demostrado por pruebas de laboratorio) y eufrasia, producidas por una empresa francesa. Uno de nuestros extractos preferidos es el de salvia púrpura, muy usado en aromaterapia por sus efectos levemente estimulantes y de mejoramiento del ánimo. Nuestro objetivo no es producir una atmósfera con un perfume invasivo, sino crear un entorno con una mejor experiencia subconsciente (como Winter) y un entorno de iluminación espiritual. Todos los que asistan a un concierto de "Hodschas", una banda formada por músicos griegos y turcos que tocan en cafés, no sólo los escucharán, sino que también disfrutarán de su aroma. Hodschas tiene su aroma específico, una combinación de canela y cilantro que pone al público del mejor humor.

Una nueva dimensión se alcanzó en "Liquid Sounds", un baño termal con agua salada. Los altavoces que están debajo del agua generan una mezcla de impresiones sensuales; los oyentes pueden disfrutar de la música flotando ingrávidos en el agua salada caliente. Una exposición de un mes llamada "sonidos, esencias y luces" (luces: B. Bauer; sonidos: ‘Der Spyra’) fue visitada por cientos de huéspedes del spa, en especial porque podían intensificar la experiencia de aromatización de ambientes con el vaporizador de AroMed en el "bar para el bienestar". Muchos eventos en interiores del spa se aromatizaron en los años siguientes con tres AroMat (que cubrieron un espacio de unos 100.000 metros cúbicos) y con distintas fragancias, incluidos los conciertos de varios DJ conocidos, como MoveD, Mojo Club y Flash Goerdten, así como eventos musicales como "Bach bajo el agua". El aroma usado para acompañar la música barroca de Bach fue principalmente de rosas.

Lo más intenso y estimulante fueron las presentaciones de una enorme orquesta de "odemófonos". Estos odemófonos se tocan con respiración circular (como los didgeridoos de los aborígenes australianos, los dords celtas y los fujaras de Japón). El que no haya asistido a estos conciertos no puede imaginarse cuántos canales emocionales se abren al escuchar a 100 músicos tocando odemófonos. Una fragancia suave de eucaliptus intensificó la sensación de estar en el "outback" australiano. La audiencia de unas 400 personas, de entre 10 y 80 años de edad, se compenetró con las tonadas de los músicos. El evento culminó de una manera muy relajada en las piscinas de Liquid Sounds con una fragancia de madera de agar.

La experiencia completa. La gira publicitaria de Howard Marks

Dijo Howard: “Aunque el aroma era muy leve, la maravillosa fragancia de cáñamo hizo que todos adoptaran una actitud abierta”.

Cuando Howard Marks, escritor galés autor de "Mr. Nice" y "Dope Stories" estaba de gira publicitaria por Alemania, le comenté sobre la aromatización de ambientes y las islas de fragancia. Su única pregunta fue: “¿Podemos lograr la experiencia completa, como en Singen?” Seguramente que sí, ¡y lo hicimos! research&experience tuvo el honor de darles a algunas de las presentaciones de Howard en Gran Bretaña un toque canábico. En diciembre de 2002, Gran Bretaña no era precisamente el paraíso para los fumadores de marihuana. El primer coffee-shop de la historia, ubicado en Manchester, hacía poco que había sido clausurado. El público, en su mayoría evidentemente usuarios de marihuana, no se animó a mostrarse abiertamente y fumarse uno, como en las charlas de Howard en Alemania. Nadie le pasó un porro a Howard para que disfrutara en el escenario... Sin embargo, en los eventos de mayor convocatoria, hubo un rico aroma a cáñamo; Howard subió al escenario dos veces en una hora y luego respondió las preguntas del público sobre sus anécdotas canábicas. Por supuesto que usamos nuestro aceite esencial sin THC. No obstante, muchas personas preguntaron dónde estaba la sala de cultivo.

Tuvimos otra experiencia musical notable con LOPAZZ, una banda alemana proveniente de la movida Indie y que dará mucho que hablar en el futuro...

Las evocaciones de los aromas pueden crear efectos de placebo. Si no lo hubiésemos sabido desde hace mucho, lo sabríamos con certeza después de los momentos que pasamos con estos excelentes artistas.

Con el accesorio AromaTop para el vaporizador AroMed, puede tener su propio sistema doméstico de aromatización de ambientes.