< Fragmentos de prensa

Hierbas de invierno

Autor: Frank Fuchs

La mayoría de las personas se resfría de vez en cuando. Según un dicho, la gripe dura una semana si uno se queda en cama y siete días si toma un medicamento. En especial con las infecciones virales, la medicina ortodoxa —a pesar de sus generosas inversiones en drogas farmacológicas— ayuda muy poco, si es que ayuda en algo. Solamente se consigue un alivio de los síntomas. Para todos estos síntomas, la madre naturaleza ofrece una amplia variedad de hierbas medicinales para lograr los mismos resultados.

Por otra parte, casi todos conocen los vaporizadores. Pero sólo unos pocos saben que un buen vaporizador de precisión es el instrumento ideal no sólo para el uso hedonista. research&experience es un equipo de usuarios médicos. Hemos producido y usado el vaporizador AroMed durante más de ocho años hasta ahora. En experimentos que hicimos entre nosotros, hemos probado diversas sustancias, por lo que podemos afirmar que fabricamos un dispositivo curativo multiuso. Esto también ha sido confirmado por las investigaciones de campo en Alemania y Cuba. ¿Por qué Cuba? Porque allí ejercen profesionales médicos bien capacitados (muchos de los médicos con los que trabajamos estudiaron en Berlín, Alemania, por lo que, como alemanes, tenemos una comunicación fluida con ellos); porque el gobierno cubano se muestra bastante abierto a la medicina alternativa (el bloqueo a este país los deja aislados sin una industria farmacéutica bien equipada); y por último, pero no por eso menos importante, porque es una hermosa isla del Mar Caribe con ciudadanos muy cálidos.

Lo más importante de un vaporizador útil es un control preciso del calor. Hemos descubierto que los vaporizadores que no aplican el principio del flujo de aire caliente para extraer las sustancias activas de las plantas producen resultados muy insuficientes en términos de aprovechamiento y tienden a quemar el material, lo que libera el indeseado alquitrán y otras sustancias cancerígenas. La temperatura del flujo de aire caliente debe ser muy precisa, pues los principios activos tienen diversos puntos de ebullición en los que se vuelven aptos para su inhalación. Es muy probable que, con temperaturas demasiado bajas, la extracción sea insuficiente y de mala calidad, mientras que las temperaturas altas destruyen los principios activos antes de inhalarlos.

Como personas sin capacitación en medicina, por supuesto, nos sometimos a los experimentos bajo la observación de médicos o de profesionales no médicos. De ningún modo aconsejaríamos inhalar sustancias desconocidas. La "fitoinhalación", como llaman nuestros médicos a la vaporización de hierbas medicinales, tiene sus orígenes en la fitoterapia; "phytos" significa hierbas medicinales en griego. Desafortunadamente, la medicina que se basa en tratamientos con plantas (la fitoterapia) ha sido desplazada cada vez más por la medicina farmacéutica (que es más rentable) y los productos químicos de los grandes laboratorios. La medicina ortodoxa tiene varios argumentos: se dice que las hierbas medicinales son difíciles de dosificar, dado que los factores como las condiciones del cultivo local (el tiempo y los nutrientes) varían dentro de ciertos rangos; además, la medicina ortodoxa afirma que las plantas contienen un conjunto de principios activos y que algunos incluso producen efectos adversos. Se sostiene que son mejores los medicamentos farmacológicos, que sólo contienen un principio activo aislado. Otro argumento, el que sostiene que las sustancias preparadas químicamente se digieren mejor que los fitomedicamentos, ha quedado obsoleto, dado que las hierbas pueden administrarse con un vaporizador. Además, los preparados con una única sustancia ya no son lo más novedoso; pensemos en los cócteles para el VIH, los únicos preparados (combinados) por el momento que controlan el SIDA.

Algunos lectores saben que el té de flores de manzanilla no tiene el efecto de "paralizador químico" de los productos farmacológicos. Pero cuando probé la manzanilla con el vaporizador AroMed por primera vez, me sorprendí bastante. Las cuerdas vocales se me aliviaron de inmediato, mejor que al aspirar vapor de manzanilla, que siempre me resultó molesto e incómodo. A propósito: aspirar el vapor de la manzanilla da resultado porque el punto de ebullición de los principios de esta hierba se encuentra por debajo del punto de ebullición del agua.

Es cierto que las hierbas medicinales que se consiguen en una farmacia están estandarizadas, es decir que la cantidad de sustancias activas no varía de un envase a otro. También es cierto que los envases contienen instrucciones de dosificación e información sobre los resultados y los efectos secundarios. Sin embargo, la fitoterapia y, en especial, la fitoinhalación, que es mucho más eficaz, constituye una medicación holística que requiere experiencia. Es imprescindible que el paciente coopere, que se escuche a sí mismo, que comprenda que la salud está conectada con el cuerpo y con el alma. Todas las personas que usen un vaporizador para tratamientos médicos deben ser conscientes de esto. "Cuanto más, mejor" no es la mejor pauta para tomar como guía. A continuación, algunos consejos sobre cómo automedicarse contra resfríos, fiebre, tos, ronquera y dolor.

La profilaxis: prevención

Miremos la medicina aborigen antigua en América del Norte. Casi todas las tribus aborígenes de América del Norte usan tradicionalmente la raíz de equinácea. Se ha usado por siglos para el tratamiento de heridas externas; en la medicina actual existen ungüentos de flores de equinácea. Durante la temporada de caza del búfalo, muchas tribus consumían grandes cantidades de infusión de equinácea. La echinacea angustifoliae radix (nombre que usan los farmacéuticos) contiene sustancias antibacteriales, además de inmunitarias, que pueden activar y reforzar los sistemas de defensas del cuerpo. Cuando comienza la temporada fría, la equinácea como profiláctico permite que el cuerpo se prepare contra los resfríos y la gripe. Es importante saber que, poco después de la vaporización de la equinácea, pueden agravarse las dolencias y subir un poco la temperatura. Son señales de que el sistema inmunitario comienza a reaccionar. Si estas reacciones continúan después de algunas horas, esto significa que el paciente es hipersensible o alérgico a la equinácea. En este caso, debe interrumpirse el tratamiento.

El alivio: sentirse mejor

Si una persona está resfriada o tiene dolor de garganta, siempre vale la pena probar alguna de las muchas mezclas de tés contra la tos y las enfermedades bronquiales que ofrecen las farmacias. Estos tés alivian inmediatamente cuando se inhalan con un vaporizador, mientras que, si se beben como infusión, el efecto puede producirse sólo después de unos treinta minutos. Existen muchas mezclas diferentes. Una de mis preferidas contiene una gran parte de regaliz (liquiritiae radix*), de sabor muy agradable.

No todas las personas reaccionan de la misma manera, como con cualquier medicamento; las personas muy sensibles sentirán los efectos con una dosis pequeña. Primero se debe probar una dosis de sólo un cuarto de la cantidad propuesta para una taza de té.

Además de las mezclas de tés ya preparadas para inhalaciones, es muy eficaz una mezcla de una parte de clavo de olor (caryophyllii fructus*), cinco partes de raíz de perejil (petroselini radix*) y 10 partes de salvia púrpura (salviae sclareae flos*). El perejil es verdaderamente muy útil. La medicina védica del ayurveda conoce y administra píldoras y tinturas de perejil como antiséptico y contra infecciones bacteriales. Se usan varillas de incienso de perejil en las habitaciones de los pacientes pues pueden matar más del 75% de las bacterias que se encuentran en el aire. Los mismos efectos que los del perejil están comprobados científicamente para la salvia púrpura.

La salvia esclarea, además de tener un excelente sabor cuando se la vaporiza, produce efectos antisépticos, calmantes y antiespasmódicos. En el ayurveda se describe la propiedad para levantar el ánimo de la salvia púrpura, que cierto profesional no médico considera "levemente embriagador". A nuestro amigo Howard Marks, autor de los emocionantes bestsellers "Mr. Nice" y "Dope Stories", la mezcla de clavo de olor, perejil y salvia púrpura lo convenció enseguida. "Estaba afónico y me había dado un ataque fuerte de tos. Frank, un hombre muy inteligente, vino en mi ayuda. Inhalé una dosis de salvia con su vaporizador de precisión. ¡Se fueron los ataques de tos y recuperé mi voz!" Fuente: Reefer's Digest, edición Gruene Kraft, ISBN 3-930442-23-X, disponible sólo en alemán.

Nombrar todas las hierbas medicinales que se describen en el manual del vaporizador AroMed tendría poco sentido y llevaría páginas. En todo caso, no es conveniente buscar "las preferidas de las abuelas", ya que hoy en día se conocen mejor los resultados y efectos secundarios. Un ejemplo disuasivo lo da el uso de la hierba de San Juan (hyperici herba*). El usuario siempre debe tener en cuenta que la administración de la hierba de San Juan produce hipersensibilidad a los rayos ultravioletas y esto puede llevar a quemaduras importantes por el sol. Y este no es el único efecto secundario de esta planta curativa. En todo caso sería bueno pedir consejo a los especialistas. No sólo los profesionales no médicos, sino cada vez más médicos y farmacéuticos recomiendan la medicina natural, dado que los gastos del sistema de salud siguen en aumento debido al mayor uso de sustancias químicas costosas.

Hierbas somníferas

Tratar de quedarse en cama todo el día para esperar a que pase la gripe no es fácil. De noche la persona se desvela y al día siguiente siente el cansancio correspondiente. La farmacia de la madre naturaleza tiene muchos remedios para esto. Son muy conocidas por todos las tabletas o tinturas de valeriana (valeriana spp.) Ninguna de las dos me da resultados. Quizás soy demasiado resistente, pero cuando uso tinturas u hojas de valeriana con el vaporizador AroMed, enseguida me da sueño.

Se me relajan las extremidades y la mente; puedo recostarme sin más y no siento el impulso de hacer cosas. Mi preparación somnífera personal para satisfacer mis necesidades consiste en partes iguales de raíz de valeriana (valeriana radix*) y lúpulo (lupuli glandula*). Algunos amigos tienen la confianza puesta en el zacatechichi (calea zacatechichi*) y la damiana (turnera diffusa*).

¿Cansancio y fatiga? Hay hierbas para todo

Otro síntoma de muchas enfermedades es el cansancio. Cuando me siento débil y quiero seguir trabajando, me da perfectos resultados una jarra de Earl Grey fuerte. Si en ese momento tengo problemas de estómago, prefiero vaporizar té negro (thea nigra*) o guaraná (pasta guarana*), molidos hasta hacerse polvo. Si bien el té con el vaporizador es muy fuerte, sólo produce resultados a corto plazo y produce inquietud. La guaraná también es muy estimulante y sus efectos se extienden al sistema bronquial, lo que ayuda a respirar mejor. Además, duran mucho más que los del té. Al usar guaraná tampoco siento la taquicardia que se siente con una jarra de té o sólo media cucharada con el vaporizador.

*Los nombres entre paréntesis son los nombres farmacéuticos de las hierbas.

Aspirina natural, sin el símbolo de marca registrada

La fiebre y el dolor de cabeza son otros compañeros en invierno. Antiguos libros de hace siglos que describen hierbas medicinales contienen registros del uso de la corteza de sauce (salicis cortex*), que contiene ácido salicílico. En el siglo XIX se informaron reacciones como la irritación de las membranas mucosas del estómago después de beber grandes cantidades de infusión de corteza de sauce. Es bastante probable que el ácido salicílico haya sido la causa, pero las investigaciones de la medicina moderna la atribuyen a la sobredosis más que al uso responsable. Un hábil químico alemán de una empresa muy conocida alteró un poco la fórmula química del ácido salicílico y patentó esta "nueva" droga. Supuestamente, este químico (que aún se produce con el nombre de "Aspirina™") no daña el estómago. ¿Realmente cree que es así? Mire el prospecto y vea los efectos secundarios. Al beber té de corteza de sauce, es cierto que se bebe una solución diluida de ácido, como al beber jugo de naranja. Simplemente no exagere la dosis. Lo mismo sucede al vaporizar corteza de sauce (que, a propósito, cuesta menos que la quincuagésima parte de la misma dosis de Aspirina™ y produce el mismo alivio rápido de la fiebre). Hasta cierto punto, también se suprimen los síntomas de dolor.

Como paciente que experimenta dolor, sé de qué estoy hablando. En mis años de dolor en busca de un remedio (durante un tiempo los médicos me recetaron morfina), descubrí que existe una planta medicinal muy potente. Sus sustancias activas alivian el dolor perfectamente y de inmediato y, en mi caso, con pocos efectos secundarios. Con frecuencia se habla de los efectos secundarios para el cuerpo y la salud, pero nunca se comprueban. Pero en mi país, Alemania, cualquier usuario tiene que padecer "efectos secundarios" graves, como la pérdida de la licencia de conducir, multas o incluso castigos más severos por parte de la justicia además de lo que, en mi opinión, es el peor de todos: la discriminación social. En la Alemania de antaño, esta hierba se llamaba "el tabaco de los pobres". Hoy la llaman "hierba asesina" o marihuana. Gracias a Dios (a quien seguramente no le gusta la idea de que un grupo de personas discrimine a una de sus creaciones divinas) existe, desde algunos años, una sustancia química que contiene los principios activos de la marihuana. Los nombres comerciales de esta droga son "Dronabinol™" o "Marinol™" y en Alemania aún se receta con muy poca frecuencia. Desafortunadamente, las empresas de seguros médicos se niegan a cubrir esas recetas, por lo que sólo los ricos pueden comprar la dosis diaria (a un precio mucho más alto que el precio que pagarían por la misma cantidad en el aún existente mercado negro). Mientras se fabrican esas drogas ilegales, se hace imposible la existencia de un medicamento holístico que se use bajo la responsabilidad del paciente que lo necesita.

Un último e importante comentario: durante cualquier tipo de administración con el vaporizador, el paciente debe beber una gran cantidad de líquidos, preferentemente agua, en parte para potenciar los efectos sudoríficos deseados y en parte para compensar la deshidratación que producen las hierbas.

research&experience, el fabricante del exclusivo vaporizador AroMed, le desea buena salud...